Autor Tema: LA COLUMNA "deja que tus sueños se hagan realidad"  (Leído 863 veces)

benitez33

  • Promesa
  • ****
  • Mensajes: 305
  • Popularidad: +3/-0
  • EL DEPORTE ES VIDA.
    • Ver Perfil
LA COLUMNA "deja que tus sueños se hagan realidad"
« en: 14 de Mayo de 2020, 01:33:09 pm »
Crónica de los 101 Km de La Legión de Ronda en casa confinado.
Todo arrancó el viernes con una videoconferencia donde Ale, Chito y cia, nos hablaban de los acontecimientos de esta prueba. Posteriormente seguíamos con un grupo de amigos charlando en la Cena de la Pasta sobre cuestiones de la carrera mientras algunos terminaban con su buena fuente de pasta y otros con sus tabletas de chocolate de postre.
"y llegó el día" 9 de mayo 2020, día especial para los ciclistas que íbamos a participar este año de forma diferente en estos 101 Km de Ronda.
Nos levantabamos temprano con ganas e ilusión como si de los 101 km en Ronda se tratara pero esta vez era en casa con nuestra bicicleta anclada a un rodillo conectado a un ordenador y acompañada de una buena toalla para el sudor.
Una vez sonado el despertador a las 06:45 de la madrugada pegue un bote de la cama, "pensando que ya estaba aquí el día de la carrera cientounera", ya espabilado y aseado, me dirigí hacia la cocina para poner la típica cafetera de toda la vida y al instante empezó a salir humo por su boquilla como si de un tren de mercancías se tratara, pudiendo palpar ese olor tan rico a café, taza en mano y unas galletitas María para desayunar.
Después de desayunar y una vez vestido de calle, me pongo mi mascarilla y guantes y le doy un paseo a mi perra para que hiciera sus necesidades, notando ya cada vez más cerca la tensión de la prueba.
Acabada la vueltecita por el alrededor de mi barrio, comienzo a decorar la habitación donde me esperaban unas buenas horas pedaleando esos 101 de forma diferente, donde coloco un cuadro con mis dorsales, maillot del club, etc.
Cerca del instante de carrera y ultimando detalles, conecto Bkool, el móvil con la aplicación para estar en contacto con los compañeros y participantes y otro móvil para estar viendo en directo la carrera por Facebook.
Ya vestido y preparado con el maillot y culote del club CC Manilva y con el bote de agua, barritas y geles, el reloj marcaba las 08;00 de la mañana y así todos comenzábamos a dar pedales en el calentamiento para empezar la primera etapa de las cuatro que había que realizar para poder completar esos 101 Km Ronda de La Legión Virtual.
Mientras se realizaban las cuatro etapas seguidas, nos podíamos observar entre nosotros a través de la videoconferencia y así poder charlar cuando el recorrido de alguna de las etapas nos lo permitía, notándose en nuestros rostros el cansancio en la tercera etapa que fue la más dura por la larga y continúa cuesta de la ermita.
Afrontabamos ya la cuarta y última etapa con emoción y un sacrificio grande, ya que llevabamos horas montados en el rodillo dando pedales sin parar.
Se acercaba ya la típica subida a la cuesta del cachondeo con casi todas las fuerzas agotadas pero pensando en esa meta en la Alameda donde cada año la gente se volcaba animando a cada corredor que cruzaba la línea de meta y posteriormente un saludo y una enhorabuena dada por los legionarios, colocando sobre el cuello esa ansiada y merecida medalla cientounera.
Pero este año era diferente esa llegada e igual de merecida y disfrutada, ya que mi mujer a escasos cincuenta centímetros de mi, me daba ánimos en directo al igual que mis tres sobrinas aplaudían desde un teléfono móvil por una videollamada que habian realizado.
Una vez cruzada la meta sentí ese orgullo, sufrimiento y ese sueño en el que hizo posible esa realidad de poder realizar esos 101 Km Ronda virtualmente.
EL DEPORTE ES VIDA.